Una economía al servicio de la gente y el cooperativismo como herramienta para salir del esquema de especulación financiera constante

cartel-innovacion-social-empleoEl taller “Innovación Social para el Empleo”, organizado por KC con la colaboración del Ayuntamiento de Tarifa se desarrolló ayer día 20 en el Salón de Actos del Guzmán el Bueno con expectación por parte de los presentes.

David Pino deleitó al público congregado con un discurso cargado de “Etiopía”, como se refería humorísticamente a la palabra utopía, pero llevada a la realización. El conferenciante, que ha impulsado la creación de más de 300 cooperativas, se refería a la auto-organización de trabajadores como clave a la hora de salir de la crisis económica y de establecer un modelo más favorable para los trabajadores. “Las cosas se pueden hacer de otra forma”, insistía y lo corroboraba con numerosos ejemplos, que iban desde una cooperativa de recogida de piñones a una dedicada al software libre.

Insistía, además, en que su exposición portaba alto contenido de cultura y educación, refiriéndose a la cultura de la dependencia como un escollo para la creación de empleo. Las instituciones, según él, deben actuar para proteger a los más necesitados en situaciones excepcionales de urgencia, pero no fomentar de manera continua esa relación de dependencia. En su lugar, habla de la institución pública como colaborador necesario en este tipo de emprendimiento colectivo, ya sea catalizando procesos o apartándose del camino sin generar trabas.

En ese sentido, la exposición terminó convirtiéndose en diversos momentos en una clase magistral para los representantes públicos allí presentes, entre los que se encontraban el alcalde Francisco Ruíz y el Concejal de Fomento Antonio Cádiz. David Pino reseñaba como profesional en el ámbito, esta vez dirigiéndose a ellos directamente, que es fundamental apoyar este tipo de proyectos cooperativos, pero también trasladar a las instituciones supramunicipales las necesidades reales en el ámbito del fomento económico.

Representantes de KCTarifa, del Equipo de Gobierno Municipal, de la Asociación de Desempleados, de FEGADI, empresarios, emprendedores y particulares tomaron buena nota del poderoso discurso del conferenciante, que defendió el municipalismo, una economía al servicio de la gente y el cooperativismo como herramienta para salir del esquema de especulación financiera constante. “¿Qué mundo vamos a construir para nuestros hijos?”, se preguntaba el ponente y, aunque dejaba la pregunta en el aire, más tarde respondía que no uno en el que el 1% tenga el 99% de la riqueza.