Lo segundos jueves de cada mes y la placita junto a la Antigua Cárcel se están convirtiendo en fecha y lugar de cita para los aficionados al teatro . El programa Escena Tarifa, impulsado por el colectivo KC, volvió a programar dos piezas breves que de nuevo llenaron las salas. Anoche quedó claro que el microteatro como forma de expresión no se pone límites.

Rosa Romero, Mariki Fernández y Vandy Sabajanes interpretaron una feroz sátira de la monarquía en Los vapores de Leonor y Sofía, en compañía de un oso amaestrado. Un público convertido -metafóricamente- en fauna de la Sierra de Huelva disfrutó de un texto que actualiza la forma clásica de la sátira y que fue interpretado con gran brío por Romero y Fernández.

Elena Casanueva, una joven actriz y cantante que es todo desparpajo llenó de ritmo la sala. Con ayuda de un looper -un pedal que permite grabar sonidos y reproducirlos en bucle simultáneamente- se acompañó a sí misma mientras recitaba y rapeaba, o hacía, literalmente, gemir al público.

La doble sesión de ayer fue el colofón de la temporada. Durante el verano, Escena Tarifa se tomará un descanso para preparar la próxima temporada, que comenzará en otoño.

Escena Tarifa comenzó su programación hace cuatro meses y en este tiempo ha ofrecido muestras de la diversidad de formas y estilos que puede adoptar el microteatro, un género que ha hecho de sus limitaciones virtud: piezas breves, salas no convencionales y estrecho contacto con el público dan alas, más que lastran, a esta nueva forma escénica.

Imágenes:

https://www.flickr.com/photos/svcnt/27503367711/sizes/l

https://www.flickr.com/photos/svcnt/27477077822/sizes/l

https://www.flickr.com/photos/svcnt/27477078842/sizes/l

https://www.flickr.com/photos/svcnt/27503367871/sizes/l