Muchos de los que conocen a Juan José Téllez coinciden en que cada encuentro con él es un descubrimiento.  Lo tiene todo,  como poeta es maravilloso,   sus versos y  su voz personalísima,  pero  como persona es mejor aún,  posee la sabiduría propia de un hombre que ha vivido aventuras asombrosas,  la humildad de los grandes,  conoce todas las palabras y el lugar exacto donde colocarlas… cambia un «sobre la Tierra» por un «sobre la superficie terrestre» y todo cobra más sentido… ayer comenzaba la segunda edición de «Poesía en el Mercado» y Téllez hizo un recital sin estridencias,  sin altibajos,  sin fuegos fatuos, todo genuino y vivido en primera persona y contado como sólo él puede contar las cosas…

Se agotaron las sillas y las cervezas… y no se agotaron las sonrisas porque, afortunadamente, son inagotables.

Gracias a Juan José Téllez.

Gracias a Manolo Báez, Damián Gálvez, Esther Zambrano, Yolanda Corrales y Peke Toyas, que con su guitarra, percusiones, flauta y voces, colaboraron en el plano musical y participaron en el homenaje que le rendimos a Alfonsina Storni en el 80º aniversario de su muerte. Además de abrir y cerrar el acto con nuestra sintonía (escrita por Almoraima Ruiz y  Manolo Báez).

Gracias al público que abarrotó la plaza de abastos.

Gracias a eMeGé y  al Área de Cultura del Ayuntamiento de Tarifa,  y a su responsable,  Ezequiel,  que estuvo por allí en la sombra.

Y gracias a todos los que hacen posible que el ciclo funcione.